EuskaraEspañol
EuskaraEspañol

Aula de la experiencia de la Universidad Pública de Navarra: 20 años educando sin edad

Noticias Generales

aula-experiencia.jpg

Desde su creación en 2001, ha formado a 1.500 estudiantes de más de 50 años. Un espacio de aprendizaje y de interacción social, como muestran los relatos de Amparo Ruiz, Carmentxu Olóriz y Socorro Eransus

“Es una experiencia increíble. Además de ganar conocimientos, nos ofrece un espacio de unión y de relación social con los compañeros y compañeras que nos ayuda a sentirnos felices y vivos sin que importe la edad”. Son las palabras de Amparo Ruiz, Carmetxu Olóriz y Socorro Eransus, tres de las más de 1.500 personas que han pasado por el Aula de la Experiencia de la UPNA desde su creación en el curso 2001-2002, hace ya 20 años. Se trata de un título propio para mayores de 50 años que, tras la pandemia, ha regresado de manera presencial con más fuerza que nunca. Porque la formación académica no entiende de edad, como muestran los relatos de las tres protagonistas de este reportaje.

amparo ruiz

“Tenemos tiempo y lo vivimos con más alegría”

“Tenemos muchos años, desde luego, y nadie nos los va a quitar, pero si los aprovechamos de la mejor manera posible va a ser bueno para todos”. Quien habla es Amparo Ruiz, una mujer de 70 años que llegó de Bilbao a Pamplona sin conocer a nadie y que se convirtió en la delegada de su curso del Aula de la Experiencia.

“Me nombraron delegada sin conocer a nadie, pero creo que no lo he hecho tan mal”, bromea. “Vine a vivir a Pamplona en 1994, estuve trabajando y me jubilé en marzo de 2017. Soy una persona activa y la casa se me caía un poco encima, así que me apunté. Mi marido me dijo: estupendo, así dejas espacio en casa y me dejas un poco más libre”, recuerda entre risas.

Amparo Ruiz es licenciada en Empresariales y este programa le ha servido para ampliar sus conocimientos en Humanidades, Arte, Literatura e Historia, “donde tenía un pequeño agujero”. “Hemos aprendido mucho y quizás a esta edad se valora más que cuando tienes 18 años. Yo había estado en la Universidad de joven, pero lo viví de una manera muy diferente. Yo creo que, como ya hemos pasado mucho en la vida, ahora que tenemos un poco más de tiempo libre lo vivimos con más alegría”.

A causa de la covid, su promoción se va a graduar después de cinco cursos en vez de cuatro. “La pandemia nos ha ralentizado un poco, pero este año que hemos vuelto de forma presencial lo hemos aprovechado a tope. Terminamos el 19 de mayo y la graduación va a ser el final feliz que todos deseamos”.

carmentxu olóriz

“Recuerdo mis años jóvenes y soy feliz”

Después de toda una vida dedicada a la enseñanza, Carmentxu Olóriz no dudó en volver a clase a los 70 años. “Soy licenciada en Filología Románica y he sido profesora de francés en el colegio San Cernín. Tuve un paréntesis de prácticamente diez años en el que me ocupé de mi madre y después me matriculé en el curso. Algunas asignaturas son familiares para mí, pero estoy en una edad en la que me acuerdo de muchas cosas y me olvido de otras, así que me viene fenomenal para repasar”.

La de Villava es delegada de 2º, una promoción que tuvo que interrumpir sus estudios a los meses de empezar por la pandemia. “Aprendimos a usar el zoom, del Aulario y los archivos informáticos y fue mucho más fácil de lo que se pensaba”, asegura.

Este año, de nuevo de forma presencial, ha vuelto a encontrarse con exalumnos en la UPNA y le encanta el contacto intergeneracional. “Vuelvo a recordar lo que fueron mis años jóvenes y me junto con la chavalería de 20 años. Veo cómo se mueven, cómo hablan, cómo se visten. Tengo tres nietos y les digo: el día que nos encontremos por los pasillos va a ser el colmo de los colmos. Ahora en serio, estamos todos juntos y no hay ningún problema. Creo que, en la medida en que sales de tu mundo cerrado y te abres a otras posibilidades y a otras edades, estás feliz”.

socorro eransus

“No pude estudiar en mi juventud y quería hacerlo”

“Yo no tuve oportunidad de estudiar en mi juventud, pero tenía ganas. Primero hice el curso de acceso a la universidad por la UNED y me apunté a Historia, pero se me hacía muy duro estudiar en casa. Mi hija me animó a probar en el Aula de la Experiencia y fue muy satisfactorio”, explica Socorro Eransus, graduada hace 8 años.

“Nos dio hasta pena que se acabara porque hicimos mucha amistad. Desde el primer año, hicimos viajes relacionados con las asignaturas como cuando fuimos a Grecia para conocer su arte. Después de ocho años, seguimos teniendo un chat, hacemos cuatro o cinco comidas al año y viajamos”.

Además, Socorro no ha dejado de formarse gracias a la asociación Aulesna, que ha seguido ofreciendo cursos hasta la pandemia. “Llegado a estas edades de jubilación, creo que tenemos tiempo y muchas ganas de saber. Hemos aprendido muchísimo y ha sido muy agradable por las relaciones tan bonitas que hemos hecho y que todavía perduran”.

“Fui a la universidad con 18 años, pero ahora lo vivo diferente, con mucha más alegría”

amparo ruiz

Delegada de 4º del Aula de la Experiencia

“Creo que, en la medida en que sales de tu mundo cerrado y te abres, eres más feliz”

carmentxu olóriz

Delegada de 2º del Aula de la Experiencia

“Después de ocho años, los compañeros todavía tenemos un chat y hacemos viajes”

socorro eransus

Graduada hace 8 años

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Agenda

Qué visitar

Cultura

Deportes

Buscador

Sede Electrónica

Portal de transparencia

Instancias

Buzón de sugerencias

Tarjeta ciudadana

Reservas Online