EuskaraEspañol
EuskaraEspañol

El plan de Navarra para mejorar la calidad del aire

Noticias Generales

calidad-aire-navarra.jpg

La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, acompañada por el director del Servicio de Economía Circular y Cambio Climático, Pedro Zuazo, han presentado esta mañana en rueda de prensa el Plan de Mejora de la Calidad del Aire por Ozono en Navarra, elaborado por Medio Ambiente.

El Plan propone 10 medidas de reducción de emisiones orientadas hacia dos vertientes fundamentales: la reducción de tráfico rodado en los principales núcleos urbanos y vías de comunicación optimizando la circulación para evitar emisiones innecesarias; y la reducción de la combustión industrial, mediante su optimización y su desplazamiento a opciones de electrificación y autoconsumo eléctrico reduciendo al máximo las emisiones difusas y las emisiones de compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM).

Tal y como ha destacado la consejera Gómez, “el objetivo del plan es minimizar la contaminación por ozono en Navarra y sus perjudiciales consecuencias para las personas y el medio ambiente, teniendo en cuenta que las actuaciones orientadas a la reducción de emisiones para mejorar la calidad del aire tienen, en gran medida, el efecto de reducción de emisión de gases de efecto invernadero, pilar fundamental en la lucha frente al cambio climático.”

La calidad del aire “no es mala” en Navarra, una comunidad en la que desde 2017 se cumplen los objetivos legales de nivel de ozono para la protección de la salud, ha explicado Itziar Gómez.

Repasa aquí la rueda de prensa sobre la presentación del plan:

El Plan de Mejora de la Calidad del Aire por Ozono en Navarra complementa medidas ya en vigor y que se contemplan en el marco de otros planes entre los que destaca la Hoja de Ruta del Cambio Climático de Navarra, KLINA, el Plan Energético de Navarra, la recientemente aprobada Ley Foral de Cambio Climático y de Transición Energética, la Estrategia de Movilidad 2030 – Segura, Sostenible y Conectada y el I Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica.

El Plan de Mejora de la Calidad del Aire por Ozono en Navarra ya está listo para su publicación en Gobierno Abierto y el plazo de aportaciones durará un mes. Finalizado este plazo, se redactará la versión final del Plan que será sometido a la aprobación del Gobierno de Navarra para su posterior implementación.

Las medidas se dividen en cuatro grandes bloques

Actuaciones en el ámbito de la movilidad, dentro de las que se contemplan: la promoción de la IoT (internet de las cosas) en la movilidad urbana de Pamplona / Iruña con el objetivo de conocer con el máximo detalle posible la forma en la que se produce la movilidad en el entorno urbano e interurbano; teletrabajo y movilidad laboral eficiente que promociona el teletrabajo y la asistencia parcial a oficinas, entes públicos y puestos de trabajo en los que sea posible el trabajo a distancia o presencial parcial; mejora y promoción del transporte colectivo en aras a conseguir un transporte colectivo lo más desarrollado, flexible, interconectado, intermodal, seguro, sano y barato posible, no solo a escala urbana sino también a estaca interurbana y regional.

Actuaciones en el ámbito de las emisiones industriales y de consumo: alternativas y mejoras en la industria como segundo sector con mayor impacto en la emisión de precursores del ozono a la atmósfera en Navarra; incremento en el control de las emisiones de compuestos orgánicos volátiles no metánicos (COVNM) como los resultantes de actividades del sector del tratamiento y recubrimiento de superficies, tales como pinturas, barnices y productos de renovación del acabado de vehículos.

Actuaciones de estudio e investigación: diseño de estudios epidemiológicos a escala regional sobre la afección por ozono a la salud; estudio de afecciones a la vegetación y a la agricultura para conocer el grado y alcance en las especies más relevantes, agrícolas y forestales con mayor nivel de afección por ozono; nuevas campañas de medición de ozono durante la época estival en zonas de interés mediante equipos portátiles para hacer extensivo el control existente a otras áreas de la zona de la Ribera (Bardenas Reales, Sotos de Buñuel, etc).

Actuaciones transversales: creación de una Mesa de Trabajo Regional compuesta por el Gobierno de Navarra y los principales ayuntamientos y la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, encaminada a coordinar la adopción de medidas preventivas y de reducción de la contaminación, implementar las medidas y coordinar las actuaciones en caso de detección de escenarios y/o episodios de contaminación; refuerzo del alcance y la presencia en redes. Se propone potenciar la presencia en redes sociales, así como el uso de apps y perfiles en redes sociales para conseguir llegar al ciudadano y transmitirle la información sobre la calidad del aire que respira, así como los riesgos asociados a una mala calidad del aire y las medidas a adoptar para evitarla.

Niveles de ozono en Navarra

Según se desprende de los datos que proporciona la Red de control de la calidad del aire de Navarra, a partir de 2017 la Comunidad Foral cumple el valor objetivo legal de ozono para la protección de la salud, con un promedio trienal de superaciones diarias del “valor objetivo” de protección de la salud inferior a 25 en todas las estaciones de la Red. En lo referente a la protección de la vegetación, la zona de la Ribera sí se situó en verano de 2019 por encima del valor objetivo, si bien, este valor presenta una drástica reducción los siguientes años, acorde con la evolución de los niveles de ozono en el año 2020 y 2021, cumpliéndose en dichos años el valor objetivo.

Un contaminante secundario con efectos en la salud

El ozono es un contaminante secundario que se forma cuando los óxidos de nitrógeno y los compuestos orgánicos volátiles, denominados colectivamente precursores de ozono, reaccionan en presencia de luz solar. Por esta razón, los episodios de mayores concentraciones de ozono ocurren en verano, en épocas de intensa radiación solar y elevadas temperaturas. Las principales actividades emisoras de precursores son el tráfico y las actividades industriales, y en general cualquier actividad de combustión de combustibles fósiles. En general, las concentraciones de ozono en un punto de la superficie responden en cada momento al balance entre diferentes procesos de aporte y eliminación o destrucción.

La concentración elevada de ozono provoca efectos adversos en la salud humana, ya que produce, entre otros, problemas respiratorios y cardiovasculares, asma y reducción de la función pulmonar. También provoca daños en la vegetación disminuyendo su resistencia a enfermedades y plagas. De ahí la importancia del seguimiento de las concentraciones de ozono, cuya medición se realiza con el concepto de “valor objetivo”, definido como el “nivel a alcanzarse en la medida de lo posible para evitar prevenir o reducir sus efectos nocivos”.

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Agenda

Qué visitar

Cultura

Deportes

Buscador

Sede Electrónica

Portal de transparencia

Instancias

Buzón de sugerencias

Tarjeta ciudadana

Reservas Online